Director/Biografía

Base de Datos: Directores

Wim Wenders

Düsseldorf, Alemania; 1945
Wim Wenders
BIOGRAFÍA: Nace en Dusseldorf, Alemania, en 1945, hijo de un cirujano.

El nombre Wim tiene origen holandés y le vino por el lado materno de su familia. Los padres tuvieron problemas a la hora de registrarlo, ya que las autoridades no lo consideraban un nombre alemán puro, por lo que en los papeles oficiales el nombre que aparece es Ernst Wilhelm Wenders, siendo Ernst el nombre de su abuelo.

Tras terminar el instituto en Oberhausesn, comenzó sus estudios de medicina y filosofía. Sin embargo, decidió abandonar los estudios para comenzar una carrera como pintor.

En 1966 se traslada a París y, tras suspender el examen de ingreso a la Escuela de Artes, comenzó a trabajar como grabador para el artista estadounidense Johnny Friendlander en Montparnasse.

Es en esta temporada cuando se hace un habitual de la Cinemateca Francesa y llega a ver cinco películas por día. En total asiste al visionado de más de mil cintas y se engancha por completo al Séptimo Arte.

Un año más tarde, en 1967, vuelve a Alemania y trabaja en la oficina de Dusseldorf de la United Artists. Por otro lado, ingresa en la Escuela de Cine y Televisión alemana, una institución que había rechazado como estudiante a Rainer Werner Fassbinder.

Entre los tres años que estudió en la escuela, trabajó como crítico de cine para diversas revistas y periódicos.

En ese mismo periodo, hasta 1970, realizó diversos cortometrajes y fue arrestado durante una manifestación de protesta.

Como trabajo de fin de carrera, Wenders presentó un largometraje titulado Summer in the City, rodado en 16 mm., en blanco y negro y por el mismo presupuesto que le habían dotado para lo que debería haber sido su supuesto trabajo: un mediometraje en 35 mm.

Sin embargo, el que se considera su primer largometraje es El miedo del portero ante el penalty (1971), basado en la novela homónima de su amigo Peter Handke.

Ese mismo año, junto a otros catorce directores alemanes, creó la productora y distribuidora Filmverlag der Autoren. De esta compañía surgió lo que se ha dado en llamar el Nuevo Cine Alemán.

En el marco de esta compañía, produjo y distribuyó La letra escarlata (1973), Alicia en las ciudades (1974), Movimiento en falso (1975) y En el curso del tiempo (1975).

Esta última cinta fue su trampolín definitivo para colocarse en el punto de mira del panorama cinematográfico internacional, aparte de ser su homenaje particular a un director por el que siente admiración personal, Fritz Lang.

Aparte del proyecto compartido, en 1974 crea Wim Wenders Produktion, una empresa que empieza ubicando en Munich y que traslada a Berlín en 1978.

Sus productoras no se quedan aquí sino que en 1976 forma Road Movies Filmproduktion Inc., responsable de más de 100 producciones y coproducciones entre su año de nacimiento y el 2003.

También a principios de los 80 montó una productora con Chris Sievernich en Nueva York. El nombre del proyecto, Gray City Inc.

Mientras trabajaba en todas estas compañías, su nombre fue uno de los más destacados del movimiento del Nuevo Cine Alemán.

Uno de sus títulos más famosos es El amigo americano (1977), una coproducción internacional que llamó poderosamente la atención de Francis Ford Coppola.

Así, en 1978 Coppola le invita a dirigir para su productora, Zoetrope, Hammett, un proyecto que le ocupa hasta 1982, debido a las numerosas interrupciones que tuvo el rodaje.

Durante esos periodos de descanso, Wenders tuvo tiempo de dirigir (junto a su amigo y mentor, el también director Nicholas Ray), Relámpago sobre el agua (1980).

Se está celebrando la edición del Festival de Cannes de 1982 cuando a Wenders se le ocurre el original experimento de invitar a los directores presentes en dicho evento a meterse en una habitación de hotel y, tras encender la cámara y el equipo de sonido, responder a la pregunta sobre cuál piensan ellos que es el futuro del cine. Esta mezcla entre divertimento y ensayo lleva por título Room 666.

Ese mismo año, con El estado de las cosas, logró el León de Oro en el Festival de Venecia. Este premio marcaría el inicio de una larga lista de reconocimientos internacionales.

La única experiencia teatral de Wenders vino en el verano del 82, tras sus dificultosos rodajes en los USA, al dirigir Über die Dörfer, de nuevo de su amigo Peter Handke.

Ese mismo año se traslada de Los Ángeles a Nueva York y comienza a escribir un guión junto a Sam Shephard, al que había conocido cuando le quería dar el papel protagonista de Hammett (una propuesta que el estudio rechazó en su momento).

Wenders ya había comenzado a escribir un boceto sobre las Crónicas de motel, de Shephard, pero ambos decidieron comenzar a escribir desde el principio.

La película se rodaría finalmente en el verano de 1984 y finalmente recibió el título de París, Texas. Este título obtuvo la Palma de Oro del Festival de Cannes de 1984, el BAFTA al Mejor Director y, hoy en día, se considera una joya indiscutible.

También este título le ubicó como uno de los directores de culto de los 80, con un gran éxito de crítica y público.

En 1984 se convirtió en miembro de la Academia de las Artes de Alemania.

Otro de los directores que ha fascinado a Wenders y al que considera, de hecho, su gran maestro, es el japonés Yasujiro Ozu. En busca del Japón que el realizador había plasmado en sus películas, el alemán viaja al país del sol naciente y rueda Tokio-Ga (1985).

1987 vuelve a ser un año de éxitos para el director y estrena El cielo sobre Berlín, con la que obtiene el premio al Mejor Director en Cannes. Wenders donó los 5.000 dólares de premio que le correspondían por este galardón al director canadiense Atom Egoyan.

También publica su primer libro de fotos, Written in the West, en el que refleja su fascinación por el Oeste estadounidense.

Además de éste, Wenders continúa publicando más libros de fotos, colecciones de ensayos o reflexiones sobre el Séptimo Arte. Aparte, el director ha publicado libros sobre sus propias películas al mismo tiempo que estrenaba las mismas.

En 1989 recibió un Doctorado honorífico por parte de la Sorbona, de París y fue Presidente del Jurado del Festival de Cannes.

Su siguiente diario cinematográfico estuvo dedicado al diseñador de moda japonés Yohji Yamamoto. El título fue Notebook on Cities and Clothes (1989).

Dos años más tarde, logra terminar su proyecto de ciencia ficción Hasta el fin del mundo. Descontento con la versión abreviada que se vio obligado a estrenar, él continuó su montaje que concluyó en una versión de cinco horas de duración.

Ese mismo año, 1991, recibió el prestigioso galardón de reconocimiento que lleva el nombre del también cineasta Murnau.

La segunda parte de Cielo sobre Berlín llegó en 1993 con el título ¡Tan lejos, tan cerca!, en la que seguía ahondando en su peculiar sentido de la metafísica. Esta cinta le otorgó el Gran Premio del Público del Festival de Cannes.

Fascinado, como siempre, por el cine y sus creadores, en 1995 colabora junto a Michelangelo Antonioni en Más allá de las nubes, título con el que logran el Premio FIPRESCI en el Festival de Venecia.

Ese año recibe otro Doctorado honorífico, en esta ocasión por la Facultad de Teología de la Universidad de Friburgo (Suiza).

De 1991 a 1996 fue elegido como Presidente de la Academia Europea del Cine, puesto que le fue investido de nuevo al ser elegido para ese cargo por los miembros pertenecientes a la misma. Es un cargo que sigue ocupando en la actualidad.

Entre 1993 y 1996 fue profesor de la Escuela de Cine alemana, la misma en la que él había estudiado. Desde 2003 es profesor en la Academia de Artes de Hamburgo.

En los últimos tiempos, todos sus rodajes han sido realizados en Estados Unidos y en inglés. Entre los más destacados se encuentran El final de la violencia (1997), Buena Vista Social Club (1999), que estuvo nominada al Oscar© al Mejor Largo Documental, y The million dollar hotel (2000), con la que obtuvo el Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín.

En el 2002, junto a otros cineastas como Jim Jarmusch, Spike Lee, Chen Kaige, Werner Herzog, Aki Kaurismaki y Víctor Erice, participa en 10 minutes older.

El proyecto producido y promovido por Martin Scorsese sobre el blues, dividido en siete partes, cuenta con la participación de Wenders en su proyecto del 2003, The soul of a man.

Su segunda exhibición fotográfica, Pictures From the Surface of the Earth, pasó por el Guggenheim de Bilbao para luego recorrer el mundo entero.

La última entrega de su “Trilogía de L.A.”, tras El final de la violencia y The million dollar hotel, es Tierra de abundancia (2004), una cinta que todavía está esperando a ser distribuida en los USA. Con ella logró el Premio UNESCO del Festival de Cine de Venecia.

Su segunda colaboración con Shepard se rodó en el verano del 2004 bajo el título de Llamando a las puertas del cielo. Junto al protagonista interpretado por Shepard, aparecen Jessica Lange y Eva Marie Saint, entre muchos otros.

Una de sus más famosas citas es “el sexo y la violencia nunca han sido lo mío. Me van más el saxo y los violines”. También su afirmación de “tienes que ser productor para tener en tus manos el destino de tus películas”.

Actualmente vive y trabaja en Berlín con la fotógrafa Donata Wenders.




Miembro fundador y Presidente de la Academia de Cine Europeo, desde 1996.
Miembro de la Orden francesa del Mérito.

Filmografia

15
ver filmografía completa

 

Visiona online todo nuestro catálogo
Club Avalon
Recibe nuestro newsletter con todas las novedads sobre Avalon
Suscripción al Newsletter
Acepto los términos
Suscripción al Newsletter

Área de Prensa
Área de Prensa
HAZTE USUARIO DE PRENSA
Hazte usuario de prensa